Aquí hay información, análisis, reflexión, opinión, crítica y filosofía sobre la actualidad de la sociedad, la economía, la política, la cultura en general, el cine y los mass media. Blog Creado el 16/3/2011 con licencia de Creative Commons.

31/7/17

Portazo al cambio en España (y III): La mimetización de Podemos

@AndresErCheca   Estos días con la "normalización" de las relaciones entre el "nuevo PSOE" de Pedro Sánchez y Unidos Podemos, hemos asistido a lo que se venía gestando desde hace tiempo: la absorción por el sistema y el “Régimen del 78” del partido que venía a cambiar la vida de la gente con otra forma de hacer política porque lo que había no nos representaba como bien decía el 15M. El Régimen se acaba de tragar a Podemos a través del PSOE, su señuelo. Si en su momento el sistema (a través de la gestora socialista) se tragó a Pedro Sánchez porque quería pactar un gobierno con Podemos y los independentistas para quitar a este "decente y buen gobierno" que tenemos, los militantes lo resucitaron por arte de magia y de una excelente campaña de primarias. Y el PSOE volvió a ser de izquierdas, y Sánchez también, y ya los votantes díscolos del PSOE, esos desengañados que según el PSOE son "de su propiedad" pueden volver a votarlo y no a ese señor terrible con coleta que viene a convertir España en Venezuela. La historia y los hechos están ahí para demostrar "lo izquierdista" que ha sido el PSOE a lo largo de su historia. 100% izquierda. Lo curioso es que el antaño demonizado PSOE, cuyos podemitas quisieron sorpassar en su momento, se alía ahora, y viceversa, para gobernar la Comunidad manchega en minoría con un discípulo del PSOE de Susana Díaz en esa Comunidad, y eso después de que los anti-PSOE ganaran el Congreso de Vistalegre II. Errejón ni en su mejor momento ha tenido tanto poder. Este ensayo de gobierno conjunto unido al apoyo del partido a las tesis anti-soberanistas del españolista PSOE frente al desafío independentista catalán, y que Podemos se haya convertido, ahora sí, antes no, según el PSOE, en socio preferente, marca un punto de inflexión en un partido que venía a comerse el mundo y que se puede convertir en una fuerza españolista más subalterna de una derecha rancia y una pseudoizquierda venida a menos. Quiero exceptuar, porque Podemos no es solo Pablo Iglesias ni Errejón, que los únicos componentes de este crisol podemita que han sido coherentes desde el principio y que han abordado la situación catalana y la política de pactos con un PSOE sospechoso de no haber cambiado tanto como vende, de forma crítica, es su corriente interna cofundadora de Podemos, antes partido y ahora asociación, para integrarse: Anticapitalistas. Pero Anticapitalistas representa apenas un 10-15% de coherencia y representación en la formación morada, por muy cofundadores que hayan sido y quizá por ser los principales artífices de un Podemos que ha perdido el norte. Seguiremos informando.